Reforma de la salud desata debate en el sector

Opiniones a favor y en contra recibe propuesta del Gobierno. Pacientes no la ven con buenos ojos.

Un fuerte debate generó este lunes en el sector salud el anuncio, por el ministro del ramo -Alejandro Gaviria-, de los puntos claves del proyecto de reforma del sistema que será radicado por el Gobierno Nacional en el Congreso, al reiniciarse la presente legislatura.

Gaviria, quien luego de contar -en entrevista con EL TIEMPO- en qué consiste la iniciativa, hizo la presentación oficial, en compañía de Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.

El ministro de Salud aseguró que la propuesta “tiene como objetivo reducir las barreras de acceso a los servicios, para elevar su calidad y continuidad y disminuir la intermediación financiera, subiendo la transparencia para recuperar la legitimidad del sistema de salud. Es una apuesta para garantizar los derechos de la población”.

Por su parte, Cárdenas sostuvo que “el propósito también es acabar con la tutela como una fórmula para acceder a la salud en Colombia”.

Jaime Arias, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) -que agremia a la mayoría de las EPS del régimen contributivo-, aseguró que el objetivo de la propuesta es “eliminar las EPS o debilitarlas a grado tal que no sean capaces de agregar algún valor. En ese sentido, ni siquiera hay razón para que nos consideren gestoras de riesgo en salud o económico. Seríamos gestoras de nada. Simples auditoras”.

Arias agregó que los anuncios no resuelven nada, “aunque en el corto plazo dejarían satisfechos a algunos interesados; una reforma como esta, hecha para la galería, producirá algunos votos en el corto plazo, pero en el mediano afectará la salud de todos”, puntualizó.

Juan Carlos Giraldo, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, ve positiva la creación del fondo único, el cambio de papel de las EPS y el POS con listado negativo. “Sin embargo, hay que mirar con lupa el articulado que se va a pasar al Congreso, pues no aclara muchas cosas, como la integración vertical, que queda abierta en la alta complejidad; tampoco se menciona quién va a desarrollar el modelo de atención primaria”.

Giraldo afirmó además “que mientras por un lado se dice que se cambiará el papel a las EPS, en los departamentos seguirán como gestoras del riesgo”.

Denis Silva, vocero de Pacientes Colombia, que agrupa a 146 organizaciones de este tipo, dijo: “No creemos en las propuestas del ministro; de hecho, nos parecen peligrosas porque no son más que actos politiqueros para beneficiar a gobernadores y alcaldes. Estos van a terminar manejando la salud a cambio de votos. Grave que semejante propuesta se lance en un momento preelectoral”.

Fernando Sánchez Torres, presidente de la Academia Nacional de Medicina y vocero de la Junta Médica Nacional, opina que “la mayoría de los puntos planteados han sido iniciativa del cuerpo médico, como lo reconoce el ministro, pero son apenas la cuota inicial de un gran proyecto que los médicos defenderemos dentro de un marco estatutario para garantizar el derecho a la salud de la gente”.

Las 5 claves del proyecto de reforma

1. Entidad única de recaudo y afiliación

Misalud se encargará de afiliar a las personas directamente al sistema y recaudará y distribuirá los recursos con los que se financian los regímenes subsidiado y contributivo. Manejará más de 20 billones de pesos anuales.

2. Plan de beneficios

Se elimina el POS como listado de medicamentos y procedimientos, para ser reemplazado por un plan de beneficios con exclusiones explícitas. En otras palabras, a la gente se le dará lo que necesita, pero de entrada sabrá lo que el sistema no le puede proporcionar.

3. Papel de las EPS

Las EPS no manejarán recursos del sistema de salud, se encargarán de gestionar el riesgo en salud y de contratar, a través de redes de servicios, lo que requieren las personas en materia de salud. Tendrán un énfasis territorial.

4. División por regiones

El país se dividirá en 10 o 12 distritos, cada uno con varias redes de prestadores de servicios de salud, a cargo de un grupo de población determinado. Las áreas serán definidas por el Ministerio de Salud y no coincidirán necesariamente con la división político administrativa del país.

5. Entes territoriales

Los municipios y las gobernaciones podrán manejar directamente el régimen subsidiado solo si cumplen algunos requisitos. Los municipios responderán por la atención básica y las gobernaciones, por la alta complejidad, a través de redes integradas de servicios. También podrán definir un articulador (gestor) entre el ente territorial y las redes, sin que maneje dinero. Los giros directos al prestador se mantendrán.

En Congreso, ven necesaria la propuesta

Sobre la propuesta del Gobierno, el presidente del Congreso, Roy Barreras, dijo: “Qué bueno que le hayan servido al ministro de Salud las reuniones de trabajo que hicimos con varios congresistas interesados en el tema para adoptar una amplia reforma de la salud. La eliminación de las EPS, el establecimiento de un fondo único de recaudo y pago directo a hospitales y la definición del POS son los ejes vertebrales de la reforma estructural, que en este momento resulta necesaria y buena para todos los colombianos”.

Sobre el tema, Jorge Ballesteros (‘la U’), presidente de la Comisión Séptima de Senado, aseguró que la iniciativa avanza en algunos temas que había que corregir: “La propuesta de eliminar la intermediación financiera de las EPS y darles a estas entidades responsabilidades administrativas es algo positivo y un avance. Estos temas tienen aceptación en el Congreso, porque se redefine el papel de las EPS”.

Usuarios de prepagada no pagarían doble

Se estima que 1.514.000 colombianos tienen algún plan de medicina prepagada, y muchos asumen este costo adicional por la mala atención en el sistema de salud.

Se sabe que en un alto porcentaje este doble costo (pues pagan EPS por un lado y prepagada por el otro) termina cargando el valor de las enfermedades de alto costo al sistema de salud.

Según voceros del sector, ha venido ocurriendo que algunas empresas de medicina prepagada no cubren los procedimientos de alto costo de sus usuarios, sino que se los cargan al sistema de salud, a través de la EPS.

En ese orden de ideas, en la propuesta de reforma se incluirá la posibilidad de que quien quiera ser usuario de un plan de medicina prepagada, pueda usar la cantidad de dinero que el sistema de salud destina para cubrir su salud al año (Unidad de Pago por Capitación o UPC), para que soporte el pago de las primas de la prepagada.

Articulo de ElTiempo.com

Según Fernando Ruiz, viceministro de Salud, las empresas deberán garantizar al usuario todos los contenidos del plan de salud del régimen contributivo, por fuera del sistema. Se quedarían con la UPC de sus usuarios, pero responderían por todo, incluido el alto costo. Lo mismo operaría con los seguros voluntarios.