No habrá una cacería de brujas como se ha dicho con la creación de JEP

Con 61 votos a favor y 2 en contra, la plenaria del Senado aprobó en último debate la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz, que es considerada la columna vertebral de lo pactado entre el Gobierno y las FARC.

El ministro del Interior Juan Fernando Cristo, aseguró que la aprobación es muy importante ya que el nuevo tribunal brinda toda la seguridad jurídica a los agentes del Estado y a las FARC.

“Hoy es un día muy importante para la paz de Colombia porque se garantiza la desmovilización y el desarme de las FARC el próximo 1 de junio. Desaparecerán como movimiento armado y las víctimas tendrán justicia, reparación y verdad”.

Según lo acordado habrá un tratamiento especial y diferenciado para los integrantes de la Fuerza Pública con relación al de la guerrilla. Todas las personas relacionadas con el conflicto deberán comparecer ante este tribunal que fijó las penas desde los cinco años, cuando haya una verdad satisfactoria, hasta los 20 cuando no se diga la verdad y no se ayuda a la reparación de las víctimas.

A su turno el senador del Partido de La U, Roy Barreras, aseguró que no habrá una cacería de brujas como se ha dicho con la creación de este tribunal y a mitad de año desaparecerán las FARC como grupo armado.

“Este es un eje vertebral para que la paz sea estable y duradera. Acá no había justicia y ahora sí la habrá, las víctimas tendrán verdad y reparación. El tribunal será independiente y se garantizará la seguridad jurídica para militares y civiles”.

Con esta aprobación los guerrilleros podrán participar en política y los civiles deberán acudir a la JEP voluntariamente si consideran que tuvieron alguna responsabilidad en el conflicto.